sábado, 6 de diciembre de 2008

¿REALMENTE APLICAMOS LA “INTELIGENCIA DE NEGOCIOS”?



De acuerdo con información de la Encuesta AIIM 2008, 52% de los usuarios no confían en su información y 42% de los directores utiliza información errónea al menos una vez a la semana.

Entre los retos que la situación económica actual plantea a las empresas, destaca el ser cada vez mejores en sus procesos, ser capaces de poder transformar datos operativos en información, aprender de ellos, pero sobre todo, generar decisiones y tomar acciones efectivas. Sólo quienes logren niveles altos de eficiencia y efectividad, tanto en sus procesos internos como hacia su entorno, serán las empresas que disfruten del liderazgo, reconocimiento y participación de mercado.

De acuerdo con la consultora Gartner, el Business Intelligence (BI) o la Inteligencia de Negocios, es una de las diez propuestas tecnológicas que permitirán a los usuarios obtener un mejor posicionamiento frente a la competencia durante el difícil panorama que se vislumbra para 2009, ya que orienta a los Gerentes de las empresas y a los trabajadores con capacidad de decisión a hacer que el negocio funcione, crezca y se transforme. A través del tiempo, el concepto de la Inteligencia de Negocios se ha transformado y mezclado, provocando cierta especulación alrededor de él; sin embargo, BI es un término que cubre varias tecnologías, arquitecturas, aplicaciones y bases de datos; ofrece acceso interactivo a datos históricos y actuales del negocio, que son organizados y transformados en información, permitiendo su análisis y toma de decisiones que generen acciones.

En pocas palabras, el BI transforma los datos en información, la información en decisiones y las decisiones en acciones.Imagine lo que podría ahorrar una compañía si pudiera descifrar interrogantes clave como: cuál es su nivel actual con respecto a la competencia, cómo mejorar su productividad, qué línea o planta genera los mayores costos, quiénes son sus mejores clientes en ventas y rentabilidad, cuál es el departamento más eficiente dentro de la empresa, cómo se aplican las reglas de negocio en cada área de la organización, por mencionar algunas.

De forma rigurosa, la Inteligencia de Negocios cubre: almacenes de datos, data marts, extracción, transformación y carga, herramientas de reporte y consulta, visualización de datos, cuadros de mando integrales, tableros, procesamiento de transacciones en línea, procesamiento analítico en línea, extracción de datos, sistemas de alerta y notificación.Analistas de Gartner declararon que a pesar de la crisis económica mundial, Directores y Gerentes de Sistemas de las empresas deberán resistir la tentación de adoptar posturas conservadoras y arriesgarse a realizar importantes inversiones para fortalecer la estrategia de negocios de su empresa, ya que serán precisamente estas herramientas las que los ayudarán a eficientar procesos y ahorrar costes innecesarios.¿Cómo aplicar Inteligencia de Negocios a través de las TI? En algunos casos, las empresas destinan ciertas cantidades de sus presupuestos en herramientas visualmente llamativas, deseando que algunas gráficas dinámicas o botones flotantes en la pantalla les muestren el rumbo que la empresa debe seguir.

En otros casos, la inversión se limita a equipo para almacenamiento de cualquier cantidad de datos. En otras situaciones, la empresa dirige sus esfuerzos hacia una consolidación o integración de datos.Todas estas iniciativas parecieran correctas y adecuadas, pero la realidad es que generalmente se enfocan de manera parcial a la implantación y adopción de una fracción de la solución global; es decir, el beneficio esperado tras su ejecución será exclusivo del área, usuario o departamento que así lo definió; dejando fuera la integración con otras necesidades de la empresa, ocasionando en la mayoría de los casos que la visión y toma de decisiones sea fragmentada.

El problema principal consiste en que al ser soluciones de implantación con un enfoque parcial de BI, el beneficio esperado será igualmente parcial, pudiendo generar la idea de que la inversión fue demasiado alta para el beneficio final que se obtuvo.Los impedimentos para ampliar la difusión de las licencias de herramientas en Inteligencia de Negocios son: el 42% lo atribuía al tiempo y la complejidad del despliegue de las herramientas, el 34% y 26% al costo de las licencias y al gasto constante de manejar el ambiente de las herramientas y el 26% y 24% a la falta de interés y al costo de entrenamiento y soporte a los usuarios; de acuerdo con una encuesta realizada a 685 profesionales de BI, por el Data Warehousing Institute. Por estas razones surge la necesidad de la consultoría en aplicaciones de BI, que permita el buen aprovechamiento de esta tecnología, desde la modelación de los procesos hasta la implantación de la solución integral, pasando por la definición de la mejor arquitectura.

Grupo ASSA, empresa multi-latina dedicada a la consultoría de aplicaciones y outsourcing de TI, ayuda a sus clientes a implantar BI en sus empresas mediante prácticas que se orientan a conseguir Retornos de Inversión efectivos, como lo son: Implementación de diversos aplicativos de BI. Extracción, presentación y distribución de información a partir de sistemas transaccionales. Creación de repositorios especializados en el procesamiento de información analítica (ODS, datawarehouse, datamarts, modelos analíticos relaciones y multidimensionales). Upgrade o migración de versión.El objetivo principal es que las compañías alcancen y consoliden el liderazgo con las herramientas que la Inteligencia de Negocios tiene para ofrecerles, al aplicar los conceptos y metodologías probadas para mejorar procesos a través de aplicaciones y herramientas tecnológicas.

No hay comentarios:

Loading...